¿Te has parado a pensar cómo es tu día a día? ¿Vas en automático y movid@ por las prisas, rutinas…?  ¡Corres a todas partes! y te dices: ¡no tengo tiempo! 

 

¿Por qué no te paras para ver si vas por buen camino o si quieres cambiar tu rumbo? 
¡¡STOP!! Lo mismo si te paras, te das cuenta que no te gusta por dónde vas o, el camino por el que vas, no te lleva dónde realmente quieres ir.

 

Uno de mis profesores de coaching, me dijo: “no tener tiempo es no tener vida” .

 

¡Guau! ahí, fue donde me planteé si el camino por dónde iba, era el que me llevaba a dónde quería llegar.

 

Así que empecé a priorizar y poner consciencia y foco en mi día a día.

 

Y para mí la salud es una de mis prioridades. En mi ranking de valores, la salud, es uno de los tres primeros: incluyo en salud, la alimentación saludable, hidratación, ejercicio físico, descanso, desconexión.

 

Y en mi caso concreto, es muy importante para mí, porque es palanca para resto de áreas de mi vida.

 

Si yo estoy bien física, mental y emocionalmente, estaré con energía, vitalidad, buen humor, cuerpo saludable, sintiéndome joven, con calidad de vida…es más para mí, es importante verme y sentirme bien, ya que hasta la autoestima depende, en gran medida, de ello. 

 

Si para ti, es importante, tener ese peso saludable que tanto anhelas. Mira de verdad, si en este momento de tu vida, es una prioridad para ti, si lo que haces ahora, tus hábitos actuales, te llevan por buen camino y si te compensa el estilo de vida que llevas.

 

Si quieres cambiar tu cuerpo, tienes que cambiar tus hábitos y para ello primero, tienes que cambiar tu manera de pensar y actuar. 

 

Y si no tienes tu foco de pensamiento y actuación, en lograr tu objetivo saludable, NO es una prioridad para ti, en este momento de tu vida. Dicho de otro modo, es complicado que consigas ese cambio de hábitos, ese cuerpo y peso saludable, sentirte y verte bien, si no es tu prioridad. 

 

Tiene que ser una elección por voluntad propia, no una imposición, no una privación, no una obligación…tienes que ver y sentir que es algo mejor que bueno para ti y tu entorno, tiene que haber un beneficio (a medio y largo plazo), si no, no habrá cambio que se mantenga en el tiempo.

 

Si cambias tu forma de pensar y te enfocas más, en conseguir un (TUESTILO DE VIDA SALUDABLE, en vez de hacer dietas de adelgazamiento rápidas, que ya sabes, que no funcionan a largo plazo , entonces, solo entonces, conseguirás cambiar tu cuerpo, conseguir ese peso saludable y mantenerlo en el tiempo.

 

¿Cómo te relacionas tú con la comida? ¿cómo quieres alimentarte a partir de hoy?

 

Solo si te paras, reflexionas, puedes tomar conciencia de tu estado actual y responsabilizarte y comprometerte con tu proceso de cambio. 

 

¡Si al final del año quieres recoger tomates, no plantes melones!

 

Te dejo un mini vídeo. Dale al play que solo te llevará dos minutos. 

 

 

Recuerda, no se trata de hacer dietas para adelgazar, enfócate más en tener un estilo de vida saludable. Y ya te digo que es tu elección. 

 

¡No existen las varitas mágicas! 

 

Y me encantará que dejes tus comentarios y me cuentes. Y por supuesto comparte si crees que este post puede ayudar a alguien de tu entorno.

Un abrazo enorme

 

May

***

 

PD. Si te estás planteando un cambio de hábitos y un estilo de vida saludable, PRUEBA ALGO DIFERENTE, yo puedo ayudarte a conseguir tu objetivo, si realmente estás comprometid@ al 100%

Si necesitas mi apoyo pincha aquí​. Estaré encantada de poderte acompañar en tu proceso de cambio hacia una vida saludable.

 

Descárgate GRATIS el eBook

Adelgaza con la práctica de la Alimentación Consciente

Ya te hemos enviado el eBook por correo electrónico. Si no lo tienes en la bandeja de entrada, revisa la carpeta de promociones y spam. ¡Disfruta de la lectura!